¿Y cuando no hay sol? ¿No tendré agua caliente?

jun, 2014

El agua se mantiene caliente gracias a que el depósito está aislado térmicamente. Digamos que el sistema es capaz de almacenar el calor durante la noche.

Además con la lluvia se limpian las placas, con las nubes las placas calientan mucho menos que con el sol, aunque algo llegan a aportar.

Los sistemas de ACS necesitan siempre una fuente de energía auxiliar (o de apoyo) para completar el trabajo de la energía solar, en el caso de varios días nublados tendríamos agua caliente gracias a dicha fuente solar. Además, la temperatura del agua acumulada bajará unos 10ºC a las 72 horas sin sol.

Es por esto que si quiere cubrir la demanda de agua caliente sanitaria durante todo el año, deberá disponer de un sistema de apoyo (electricidad, gas, biomasa,...).

Aquí el problema radica en que la época de mayor demanda de agua caliente (el invierno), coincide con la temporada de menor radiación solar. Para no sobredimensionar la instalación solar, se dispone de un sistema de energía auxiliar o de apoyo para suplir ese déficit energético en los meses más fríos.

Para el resto del año, el sistema de apoyo funcionará en momentos puntuales.