¿Cómo afecta el Código Técnico de la Edificación a las instalaciones fotovoltaicas?

jun, 2014

El Código Técnico de la Edificación (CTE) determina la obligación de implantar instalaciones fotovoltaicas en las nuevas edificaciones dedicadas a ciertos usos (hipermercados, naves industriales, hoteles, hospitales, edificios administrativos,...). Según el tamaño de la edificación y su emplazamiento se establece una potencia mínima fotovoltaica para la instalación.

Esta energía permite prácticamente cualquier aplicación que necesite electricidad para funcionar se puede alimentar con un sistema fotovoltaico adecuadamente dimensionado. La única limitación, en algunas ocasiones, es el tamaño del campo de paneles, que tengan una orientación adecuada y que estén libres de sombras. No obstante, en lugares remotos alejados de la red de distribución eléctrica, lo más rentable suele ser instalar energía solar fotovoltaica antes que realizar el enganche a la red.

Las instalaciones fotovoltaicas se utilizan para transformar la radiación solar en energía eléctrica, que puede ser autoconsumida o inyectada a red. Las principales aplicaciones de autoconsumo son: electrificación de viviendas, sistemas de bombeo y riego, iluminación de carreteras, repetidores de radio y televisión, depuradoras de aguas residuales, etc.